Cuco de Mimbre

El frio y como lo sienten los más peques

Ya estamos cerca del invierno y el frio ya está aquí y con él, las dudas: ¿Tiene frío o calor? ¿Estará poco abrigado? ¿Me estaré pasando?

Lo cierto es que lo normal es tener mil dudas porqué queremos que nuestro bebé este a gustito y no pase frío así que en el artículo de hoy intentaremos arrojar un poco de luz sobre este tema 😊

 

El primer paso, confiar en la naturaleza

Si bien el frio o el calor es algo que nos preocupa, debemos tener muy claro que nuestro cuerpo y el de nuestro bebé tiene un mecanismo natural que trabaja para mantener constante la temperatura interna de su cuerpecito independientemente del frio o calor que haga en el exterior. Por eso, cuando el cuerpo por si sólo no puede mantener esta temperatura nos informa de que debemos abrigarnos o quitarnos ropa con las sensaciones de frio y calor.

El problema está en qué un bebé no sabe si tiene frío o calor y mucho menos sabe debe hacer y por eso estamos nosotros. Para mirar la temperatura de los peques de la casa, debemos mirar la temperatura de sus piernas, brazos y cuello. Eso es mucho mejor que mirar sus manitas y sus pies. Siendo tan pequeños no tienen bien desarrollada la circulación sanguínea por lo que ellos pueden estar calentitos y tener las manos frías.

Si llega la situación de que tu bebé no está cómodo porque tiene demasiado frio y calor, es posible que este más irritable e incluso llore. En este caso si ves que esta muy calentito, probablemente le sobre alguna prenda, pero si pierde color en las mejillas, probablemente es que debas abrigarlo más.

 

¿Y qué pasa con los recién nacidos?

En el caso de un bebé de pocas semanas el tema es muy diferente. El mecanismo de regulación de la temperatura no funciona perfectamente en los primeros días de vida del nuevo miembro de la familia. Así que se enfría rápidamente si el ambiente es frío y se acaloran y enrojecen en poco tiempo, si hace calor. Debes tener en cuenta que él es más sensible al frío que tú.

 

No obstante, se trata de una precaución necesaria únicamente en las primeras semanas de vida. Si el pequeño está sano y ha nacido a término, al cumplir el mes, el bebé ya es perfectamente capaz de regular la temperatura de su pequeño cuerpo.

Las prendas de algodón, tus grandes aliadas

Así que para que vuestro hijo o hija esté lo más confortable posible, recomendamos a toda costa las prendas de algodón ya que compensan las variaciones de temperatura. Los arrullos serán tus grandes aliados para estos meses de invierno en los que la comodidad de los más pequeños de la familia será súper importante.

En nuestra web puedes encontrar diferentes arrullos hechos con todo el amor y cariño que vuestros hijos se merecen. 😊

 

Hola, 👋 ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by